Fecha martes, 30 de noviembre a las 00:00:00
Tema


El Dr. Alberto Levy presentó su libro "LIDERAZGO Y ANSIEDAD DE COMBATE", el pasado martes 29 de Diciembre.
El acto se llevó a cabo en la Escuela Superior de Guerra, y tuve el honor de tener una breve participación en esta presentación.

TAPA LIBRO
TAPA
TAPA LIBRO
DEDICATORIA DR. LEVY
PREFACIO LIBRO
PREFACIO LIBRO
INVITACIÓN A PRESENTACIÓN DE LIBRO
PRESENTACIÓN DEL LIBRO


Editorial
por Dr. Enrique De Rosa

Ser maestro y supongo ser conductor, líder es la oportunidad para poder crecer y aprender a cada momento de los que ofician de alumnos.
El año pasado dando unas clases en una maestría de ciencias cognitivas, al explicar el modelo cognitivo, un alumno, vivamente, salta y me dice, pero yo hago eso. Ese alumno era Alberto Levy.
Debo decir que al hacerlo me dio mucha envidia ya que mientras yo lo hacía en grupos de pacientes el lo hacía con grupos humanos, con empresas. En realidad esto representa un enorme dominio poco considerado por los que estamos en el área de la salud, y es que en lugar de pensar en salud en prevención, pensamos en patología.
Desde hace muchos años yo vengo trabajando y tratando de aplicar los elementos de la neurobiología y de la psicología cognitiva a las situaciones extrapatológicas, y aún a las posibilidades del individuo y los grupos, pero como factor de crecimiento, de desarrollo es decir para adelante, para crear nuevas opciones y no solucionar patologías. El trauma en realidad al mismo tiempo de ser patologíano se rige por las reglas de una enfermedad tradicional, es decir el individuo es atacado por algo externo y ajeno a él. La noción de responsabilidad y culpa desaparece.

Este libro aborda dos áreas que me son muy caras y fuente de conocimientos extrapolables a diversas situaciones, en la crisis y en la vida del individuo así como los grupos humanos.

Trauma y psicología cognitiva

Hemos comentado varias veces sobre la psicología cognitiva y déjenme contarles un poco de que se trata esto.
Podría realizar muchas citas, pero la esencia es que las cosas, no son ellas mismas sino la percepción que ocasionan en nosotros. Es así que un gesto, de una persona será diferente según el lugar que este ocupe, y esto en el caso de los líderes de los grupos, las empresas, y las fuerzas es inmediatamente claro. El otro tema desde el que partimos es el trauma, y el trauma es desde ya herida, pero al mismo tiempo desde nuestra perspectiva es un nuevo paradigma. Es decir, el sujeto, el grupo está acostumbrado a reaccionar a escenarios en general conocidos.
Dice
“La fuerza física y la coordinación son importantes. Pero la fortaleza mental hace la diferencia. “Prepararse para la batalla requiere un salto de fe para creer que uno va a sobrevivir el combate.

El siguiente trabajo persigue dos objetivos. Por una parte, brindar una herramienta para la prevención, detección y asistencia de la ansiedad de combate, un trastorno que puede afectar específicamente la vida y la salud de quienes se desempeñan en la milicia. Por otra, servir como disparador de una reflexión sobre la responsabilidad moral del liderazgo respecto de la integridad psicofísica del personal a su cargo.

Los primeros estudios sobre la ansiedad de combate se desarrollaron a partir de la I Guerra Mundial. Las expresiones empleadas entonces para denominar este trastorno vinculado con el estrés fueron “neurosis de guerra” y “shell-shock”. Más tarde, con el desarrollo de la II Guerra Mundial, el mismo cuadro fue descripto bajo el nombre de “fatiga de batalla” (battle fatigue) o “fatiga de combate” (combat fatigue).

“My experience in the Gulf turned me from something that I used to be into someone who I don’t want to be”. Sargento Laurence McInnis.


Algo de PTSD, y su historia

En sus conclusiones dice: El trabajo presentado reseñó las características salientes de la ansiedad de combate, y algunas de las estrategias para su prevención y asistencia. La responsabilidad moral en la práctica de cualquier profesión guarda una proporción directa con el estado del arte. El ejercicio del liderazgo militar no puede ser sustraído a esta regla.
Plantea algo muy interesante y es el conflicto y el lugar que han tenido los aspectos psicológicos en los momentos de conflicto. De alguna manera quienes hacemos mi trabajo (psiquiatra) hemos padecido esto, pero al mismo tiempo y quizás en especial en nuestro medio se aplica, creemos que la desconfianza no ha sido infundada. La idea que es un “derroche inútil de recursos”. “distrae de la tarea, legitima la falta de valor y estimula la simulación prohíja la pereza y la cobardía premiando flojera y ausencia de coraje”, quizás tenga que ver con la concepción tradicional y es no entender el cambio de paradigmas y aquí es donde creemos que un líder, en la empresa, debe poder controlar y comprender las percepciones de los demás. Cuando tratamos a niños con fobias, les decimos a los padres les decimos que “el hombre de la bolsa, el cuco, existe…y debe ser reconocido como tal”. Lo que el libro de Alberto Levy señala es que es inevitable reconocer estas situaciones y al mismo tiempo es la forma más eficiente de llevar adelante la resolución del conflicto.

Ya que justamente de lo que se trata de solucionar estas situaciones colocándolas en otro contexto, esto nosotros lo aplicamos a técnicas de resolución de conflictos y de lo q ue se trata es uno de los términos que más nos gusta usar, la resiliencia, y es sacra del individuo, los recursos que si tiene, sacando el foco en los aspectos en menos o los conflictivos. Creemos que si un líder puede abordar esta situación, no está teniendo que hacerse cargo de la historia del individuo, sino algo que reorganiza un sistema de percepciones haciéndolo ver aquellas cosa que el no ve y aplicando el trauma de manera eficaz, ya que el derrumbe es la posibilidad de ver lo que no se ve en condiciones normales.

Este libro no viene quizás a llenar un hueco en su contenido quizás, pero si en algo más profundo que son los significados. Que un psiquiatra tenga el privilegio de hablar ante un auditorio de estas características, sobre un libro hecho por un hombre de empresa, creo no señala una cosa y es que tenemos puntos de partida, pero nuestra capacidad de desarrollo y transformación, crecimiento puede ser significativa, y que aparte esto es indispensable para adaptarse a estos paradigmas cotidianamente cambiantes que ya no representan la guerra sino un estado de mutación, y que estas transformaciones lejos de hacernos perder nuestra identidad la fortalecen. por eso quiero agradecer muy sinceramente esta oportunidad y privilegio.





Este artículo proviene de Estres Traumatico.com
http://estrestraumatico.com

La direcci#243;n de esta noticia es:
http://estrestraumatico.com/modules.php?name=News&file=article&sid=56